MUJERES Y PRUEBAS DE VIH

Desde que se descubrió que el VIH podría ser transmitido de la madre a su bebé durante el embarazo, trabajo de parto y parto, o en la lactancia, las mujeres han recibido una atención especial en las pruebas de VIH. Si una mujer no está en edad de salir embarazada o de tener hijos, sin embargo, podría no hacerse o que le ofrezcan una prueba de VIH. Para muchas personas la percepción que el VIH afecta predominantemente a los hombres que tienen sexo con hombres, personas que usan drogas y recién llegados de África o el Caribe continúa, por lo que las mujeres no son percibidas como en riesgo.

A pesar de esa percepción, muchas mujeres son vulnerables al VIH y requieren acceso a pruebas y asesoramiento sobre VIH de alta calidad que respondan a sus necesidades. Las pruebas de VIH pueden y deben expandirse pero, al mismo, se debería promover y proteger los derechos humanos en todos los aspectos de las mismas.

Cet article a été publié dans Feuillets d'information, Publications, Espagnol. Publication Topics: , . Bookmarker le permalien. Les commentaires et les trackbacks sont fermés.
Auteur
Sujet
Type de document
Langue